ATENCION! Esta Web utiliza Cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar, al pulsar Aceptar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las Cookies. Sin embargo, puedes cambiar la configuración en cualquier momento.

Ver nuestra Politica de Coockies

Ver la Directiva Europea

Ha rechazado las Cookies. Esta decisión puede cambiarse.

Ha permitido que las Cookies sean instaladas en su ordenador. Esta decisión puede cambiarse.

Busqueda

Zona Privada

Multi Traslator

Spanish Catalan English French German Italian Portuguese

Visitantes

Hay 67 invitados y ningún miembro en línea

Nuevo etiquetado para productos químicos.

La mayoría de personas utilizamos en mayor o menor medida productos químicos, ya sea en nuestro trabajo, en las fábricas o en la industria química pero también en obras de construcción, oficinas o, fuera del mismo, en casa donde podemos tener  productos de limpieza (lejía, detergentes), pegamentos, pinturas, biocidas y otros.

Por ello, nos habremos fijado que los envases que los contienen llevan una etiqueta que,  entre otra información, nos advierte de los peligros que pueden derivarse de su uso, y las medidas preventivas a adoptar para evitarlos.

Desde el 1 de junio de 2015 es obligatorio que estos productos sean clasificados y etiquetados de acuerdo con el Reglamento CLP (1272/2008) de clasificación, etiquetado y envasado de sustancias y mezclas. Se excluyen los productos cosméticos, que tienen que cumplir otra legislación.

Esta normativa, armonizada en la Unión Europa, introduce una serie de cambios en los elementos de las etiquetas:

  • Los pictogramas, con forma de rombo, que indican la naturaleza de los peligros asociados a la utilización de sustancias o mezclas peligrosas sustituyen a los de forma cuadrada y se añaden tres nuevos
  • Palabras de advertencia (atención, peligro)
  • Indicaciones de peligro (frases H) y consejos de prudencia (frases P), sustituyen a las frases R (riesgos específicos) y S (consejos de prudencia), aunque no tienen equivalencia en la totalidad de los casos
  • Otra información sobre el producto y el proveedor

Toda la información debe estar en la lengua oficial de cada país donde se comercialice el producto químico, y cada pictograma deberá ocupar al menos 1/15 parte de la superficie de la etiqueta y su superficie mínima en ningún caso será inferior a 1 cm2.

Las dimensiones mínimas de las etiquetas dependerán de la capacidad de los envases utilizados.

A continuación se presentan dos ejemplos de etiquetas (antigua y nueva) donde se pueden apreciar las diferencias de los principales elementos de las mismas:

etiquetas-1etiquetas-2

En cuanto a los pictogramas, en las siguientes imágenes se detalla el significado de los mismos, a qué sustancias o mezclas peligrosas se asignan y los principales cambios respecto a la legislación anterior:

etiquetas-3etiquetas-4

Estos cambios también afectan al contenido de las Fichas de Datos de Seguridad(FDS), principal herramienta de información sobre los peligros y las medidas preventivas que se deben adoptar  para las sustancias y mezclas en la cadena de suministro de los mismas, en los apartados correspondientes a la clasificación de peligrosidad del producto como sustancia, mezcla o de sus componentes.

Para más información, puedes consultar: Información sobre el Reglamento CLP en el Portal PRL de Asepeyo.